Monumento Natural Los Pingüinos

El Monumento Natural Los Pingüinos, en principio había sido clasificado como Parque nacional de Chile, pero luego de transcurrido un tiempo se llevó a cabo una recalificación donde se le dio la característica actual de monumento natural, esto en razón de que se trata de uno de los habitas de pingüinos más importantes de Chile. En esta zona se albergan los pingüinos Magallanes en una cantidad abundante, pero de igual manera se encuentran otras especies como los lobos marinos.

El encuentro con la naturaleza, se dice que es el mejor maestro de la verdad, en este monumento ocurre una perfecta conexión con el alma del paisaje, de la vegetación inclusive se logra conectar con cada una de las especies que aquí se alberga, tratándose de una experiencia única para quienes la viven, por ello es que resulta verdaderamente gratificante las visitas a este monumento, siendo de gran turismo en la actualidad.

Monumento Natural Los Pingüinos

Compuesto por dos islas

Este monumento se encuentra compuesto por dos importantes islas de Chile, Marta y Magdalena ubicado en la ciudad de Punta Arenas, el Monumento Natural Los Pingüinos, es el reservorio más grande e importante de pingüinos Magallanes de la región, el cual alberga alrededor de 200.000 de esta especie.

Para estas islas únicamente se puede llegar en embarcaciones, resulta un viaje realmente placentero ya que mientras navegas podrás observar los manglares que se encuentran en la zona, así como también podrás observar manadas de delfines es impresionante.

Época para visitar este monumento

Un punto importante antes de emprender tu viaje al Monumento Natural Los Pingüinos, debes asegurarte de que se trate de la temporada adecuada para hacerlo, debido a que hay una época donde los pingüinos emigran para plantar sus nidos, y si vas y estos no están no tendría sentido tu viaje pues el atrayente principal del monumento radica en los pingüinos, debido a que se consideran en peligro de extinción y no se encuentran en cualquier parte del mundo.

La mejor época para ir en busca de una aventura en este monumento se comprende desde Septiembre hasta finales de Marzo.

Reserva Nacional Radal Siete Tazas

La Reserva Nacional Radal Siete Tazas, es una área protegida de Chile, aquí se encuentra un importante reservorio natural, por tal motivo es que se encuentra protegida como un área turística por CONAF. Tiene un fácil acceso por el Parque Ingles, el cual está situado en el sector cordillerano. En esta reserva se albergan diversos cauces que permiten una conexión directa con la naturaleza, es un lugar ideal para liberarse por completo de la rutina diaria y vivir una maravillosa experiencia junto a toda la familia.

Su nombre se debe a que en la reserva se encuentran siete inmensas caídas de agua, las cuales cuentan también con su respectivo poso, llamándole a tazas. La zona está rodeada por un terreno rocoso, este se ha ido formando con el paso del tiempo y por motivo de los fenómenos geológicos ocurridos.

¿Qué hacer en esta Reserva Nacional?

Cuando se trata de emprenden un largo viaje, sin duda se va en busca de las mejores aventuras donde el turista sea testigo de los tesoros ocultos que se encuentran en Chile. La Reserva Nacional Radal Siete Tazas, es un claro ejemplo de las maravillas del mundo, y el destino perfecto para un viaje turístico.

De la misma manera, aquí es posible desenvolver una diversidad de actividades, que van desde compartir con el ambiente y la naturaleza que aquí se encuentra, así como también caminatas o exploraciones que van a indagar sobre el recorrido y caminos de la reserva para conocer cada uno de sus rincones más de cerca.

  • El Río Claro, es uno de los lugares que al estar en la reserva no puedes dejar de visitar, porque en él se encuentra unas aguas cristalinas majestuosas.
  • El montañismo, es otra de las actividades para el lugar.

Recomendaciones para los turistas

Los turistas una vez que se encuentran en la Reserva Nacional Radal Siete Tazas, deben registrarse en la caseta que se encuentra en la entrada para que puedan tener los recorridos guiados y que los guardabosques estén al tanto de que ellos se encuentran en el área por seguridad.