Monumento Natural Los Pingüinos

El Monumento Natural Los Pingüinos, en principio había sido clasificado como Parque nacional de Chile, pero luego de transcurrido un tiempo se llevó a cabo una recalificación donde se le dio la característica actual de monumento natural, esto en razón de que se trata de uno de los habitas de pingüinos más importantes de Chile. En esta zona se albergan los pingüinos Magallanes en una cantidad abundante, pero de igual manera se encuentran otras especies como los lobos marinos.

El encuentro con la naturaleza, se dice que es el mejor maestro de la verdad, en este monumento ocurre una perfecta conexión con el alma del paisaje, de la vegetación inclusive se logra conectar con cada una de las especies que aquí se alberga, tratándose de una experiencia única para quienes la viven, por ello es que resulta verdaderamente gratificante las visitas a este monumento, siendo de gran turismo en la actualidad.

Monumento Natural Los Pingüinos

Compuesto por dos islas

Este monumento se encuentra compuesto por dos importantes islas de Chile, Marta y Magdalena ubicado en la ciudad de Punta Arenas, el Monumento Natural Los Pingüinos, es el reservorio más grande e importante de pingüinos Magallanes de la región, el cual alberga alrededor de 200.000 de esta especie.

Para estas islas únicamente se puede llegar en embarcaciones, resulta un viaje realmente placentero ya que mientras navegas podrás observar los manglares que se encuentran en la zona, así como también podrás observar manadas de delfines es impresionante.

Época para visitar este monumento

Un punto importante antes de emprender tu viaje al Monumento Natural Los Pingüinos, debes asegurarte de que se trate de la temporada adecuada para hacerlo, debido a que hay una época donde los pingüinos emigran para plantar sus nidos, y si vas y estos no están no tendría sentido tu viaje pues el atrayente principal del monumento radica en los pingüinos, debido a que se consideran en peligro de extinción y no se encuentran en cualquier parte del mundo.

La mejor época para ir en busca de una aventura en este monumento se comprende desde Septiembre hasta finales de Marzo.